El siglo de la fotografía

Del 06/06/2022 al 26/09/2022 EXPOSICIONES <b>Vitrina expositiva del AGRM</b>

Vitrina expositiva del AGRM

Fecha: 06/06/2022 al 26/09/2022
Horario:
Local: Archivo General de la Región de Murcia
Avda. de los Pinos, 4
Teléfono: 968 36 86 71

En la vitrina expositiva del Archivo General de la Región de Murcia, el visitante puede disfrutar de una selección de cámaras y accesorios fotográficos del siglo XIX.

El XIX es el siglo de muchos acontecimientos entre ellos el de la invención de la fotografía; durante cien años aparece la primera imagen fotográfica y a una velocidad vertiginosa se desarrolla, perfecciona, difunde y finalmente se populariza. Tal es la importancia de esta carrera que, en los últimos años del siglo, el mundo dispone ya de un nuevo medio de comunicación y de archivo, un naciente arte y un importante elemento auxiliar de la historia. A estas características debemos añadir la facilidad de obtención y la situación en el mercado de aparatos reproductores de fácil manejo y al alcance de la mayoría de las economías.

Durante los primeros dos tercios de siglo vemos actuar exclusivamente cámaras de estudio voluminosas y pesadas a manos de profesionales poco dados a la captura de personalidades o caracteres, pero que constituyeron la única posibilidad de tener un recuerdo de la persona querida aunque fuera de sus últimos años de existencia. Las dos últimas décadas, sin embargo, protagonizan un cambio verdaderamente revolucionario al popularizarse la disminución de formatos y con ella la de los aparatos que ahora van dirigidos también a los nacientes aficionados al arte fotográfico.

La carrera emprendida no termina en este momento sino que en 1888 un genio de la industria fotográfica, George Eastman, pone en el mercado el aparato Kodak Nº 1, debido a Frank Brownell, que será el antecedente de las millonarias series de cajoncitos Kodak que inundarán el mercado a partir de 1900, popularizando definitivamente la fotografía.

Desde los ensayos de Niépce sobre peltre y betún de Judea y las ya pruebas operativas de Daguerre y Talbot, la fotografía pasó por placas a la albúmina, ferrotipos, colodión húmedo y seco, hasta alcanzar con el gelatino-bromuro de plata una emulsión estable y fácil de manipular. De las placas con soporte de plata se evolucionó a las de hierro y cristal y finalmente al celuloide rígido o en rollos. La óptica por su parte fue superando los simples acromáticos de Chevalier, Dolland, Wollaston o Petzval a los perfectos anastigmáticos de Taylor y Zeiss totalmente corregidos.

Una evolución que, con esta pequeña muestra, tratamos de recordar.

Material y cámaras de la colección Gerardo Acereda Valdés, del Archivo General de la Región de Murcia.