Archivo general

Expo campos nazis

400 murcianos sufrieron en los campos de concentración

En junio, coincidiendo con el Día Internacional de los Archivos, el AGRM inaugurará una doble exposición sobre los deportados murcianos a Mauthausen y otros campos de concentración nazis. Mostrará documentos originales y objetos personales de los propios deportados. Un banco de datos sobre las víctimas, un ciclo de conferencias y varias publicaciones acompañan la exposición, que concluirá a finales de septiembre. Se solicita la colaboración ciudadana y de las familias para completar la información sobre los deportados.

Lista de personas nacidas o vecinas de la Región de Murcia deportadas a los campos de concentración nazis (1940-1945)

El Archivo General ha elaborado un listado con las personas nacidas o vecinas de la Región de Murcia deportadas a los campos de concentración nazis. Si dispone de información, documentos, fotografías o cualquier dato de interés sobre estas personas que desee aportar para el banco de datos que está elaborando el Archivo General de la Región de Murcia puede ponerse en contacto con nosotros a través de:

Formulario web: https://archivogeneral.carm.es/archivoGeneral/arg.contactar
Correo electrónico: archivo.general@carm.es
Twitter: @ArchivoGRMurcia
Facebook: @agrmoficial

 

 #StolenMemory: historias ocultas tras un reloj y una pluma 


Reloj de Blas Martínez (Churra)El Archivo Arolsen (Alemania) es el mayor centro de documentación del mundo sobre las víctimas del nazismo. Desde 2016 viene realizando una campaña internacional de localización y devolución a las familias de más de 3.000 efectos personales que pertenecieron a los internados. Con la ayuda imprescindible de voluntarios en todo el mundo, se han localizado cientos de familias de los deportados y se les ha hecho entrega de los objetos robados por los nazis que no habían sido devueltos anteriormente. Como parte de esta campaña, el Archivo Arolsen presentó en 2018 en la UNESCO en París una exposición con fotografías de los objetos. Desde entonces, se ha mostrado en Venecia, Cracovia y recientemente en Barcelona y La Junquera.

#StolenMemory (Memoria robada) muestra varias decenas de objetos personales, como joyas, relojes, plumas, llaves o documentos que fueron confiscados a una veintena de internos en los campos de concentración, tanto de origen murciano como del resto de España y de Europa. Gracias a esta campaña una cuarentena de objetos de deportados españoles han podido ser devueltos a sus familias, aunque aproximadamente una veintena adicional aún no han sido localizados.

La exposición se estructura en dos ámbitos: “Buscando”, que recoge varios casos de deportados con objetos originales para devolver a familias no localizadas, y “Encontrados”, con ejemplos de deportados cuyos objetos ya se han devuelto a las familias. Entre los primeros se cuenta una pluma estilográfica de Mariano García López, natural de la capital o de alguna otra localidad sin determinar de la Región. Entre los encontrados, efectos de otros deportados murcianos como los de la alhameña Braulia Cánovas, el lorquino Andrés Gálvez Belmonte o el murciano de Churra Blas Martínez Aranda.

 

Deportados: murcianos en los campos nazis

Logo de los republicanos españoles deportadosOtra parte de la exposición está dedicada a explicar, en el contexto del exilio español y de la Segunda Guerra Mundial, el devenir de lo cientos de murcianos que acabaron en los campos de concentración, así como a reconstruir su identidad, su vida y su memoria.

Uno de cada diez hombres españoles refugiados en Francia acabó en un campo de concentración en Alemania, lo que permite hablar de una deportación de carácter masivo. Hubo republicanos en todos los campos de concentración nazis, destacando Mauthausen (7.500), Buchenwald (600), Dachau (600), Neuengamme (500), Sachsenhausen (200), Ravensbrück (200) y Flossenbürg (150). Junto a sus compañeros de infortunio fueron utilizados como mano de obra esclava en canteras, fábricas o construcción de infraestructuras. El sobreesfuerzo, la falta de alimentación, el frío, los malos tratos y las enfermedades segaron la vida de casi la mitad de ellos. De los supervivientes, muchos sufrieron secuelas de por vida.

La mayoría de estos deportados fueron republicanos que pasaron a Francia al final de la Guerra Civil española y que, tras su reclusión en los campos de internamiento galos, se vieron compelidos a ingresar en las Compañías de Trabajadores Extranjeros encargadas de trabajar en las obras de fortificación como la “Línea Maginot” una vez que estalló la Segunda Guerra Mundial. Tras la invasión alemana y el armisticio de junio de 1940, muchos fueron detenidos e internados en campos de prisioneros de guerra (stalags), pero pronto perderían esta condición y serían deportados fundamentalmente al campo de concentración de Mauthausen (Austria), donde unos 9.000 españoles sufrieron trabajos forzados, violencia arbitraria y extrema y todo tipo de privaciones que provocaron la muerte de la gran mayoría de ellos. De los 339 murcianos de este primer periodo, al menos 233 (el 69 %) de ellos encontraron la muerte por agotamiento, enfermedad o hambre o asesinados de distintas formas, entre ellos la cámara de gas.

En un segundo momento, entre 1942 y 1945, la mayor parte de los deportados españoles y murcianos eran colaboradores de la Resistencia francesa detenidos por la policía del gobierno títere de Vichy o la Gestapo y remitidos ahora a otros campos, como Dachau (donde hubo 20 murcianos), Buchenwald (17) o  Neuengamme (8) o Flosenbürg, donde muchos de ellos también encontrarían la muerte. Las mujeres –entre ellas, dos murcianas: Braulia Cánovas, de Alhama de Murcia, y Antonia Fructuoso, de la pedanía fuentealamera de Balsapintada– fueron deportadas al campo de Ravensbrück.

Actividades paralelas

Braulia Cánovas (deportada de Alhama de Murcia)Además de la doble exposición el Archivo General ha organizado a lo largo del mes de junio un ciclo de conferencias y sendas mesas redondas, que se retransmitirán en streaming y podrán ser también presenciales si la situación sanitaria lo permite. La charla que abrirá el ciclo correrá a cargo de Benito Bermejo, uno de los mayores especialistas nacionales en la materia, bajo el título “Españoles deportados a los campos nazis: contexto e itinerarios”. La historiadora Fuensanta Escudero hablará sobre “Murcianos deportados y trabajadores esclavos de los nazis”. La conferencia del profesor de la Universidad de Zaragoza, Diego Gabriel Celaya  versará sobre “Murcianos en las Fuerzas de la Francia Libre y en la Resistencia”. Y, por último, Antonio Muñoz Sánchez, de la Universidad de Lisboa,  hablará sobre “El trabajo esclavo de los españoles para el III Reich”. Estas intervenciones se publicarán posteriormente en un libro dentro de la colección “Taller de historia del Archivo General”.

Asimismo, se celebrará una mesa redonda sobre “La compleja reconstrucción de la memoria familiar”, con descendientes de deportados de la Región (residentes tanto en España como en Francia), y otra sobre “Investigación, reivindicación y divulgación”, con diversos investigadores y miembros de asociaciones que se han ocupado de este tema a nivel local y regional.

La exposición cuenta con la colaboración del Archivo Arolsen, el Museo Memorial del Holocausto de Estados Unidos, la Universidad de Murcia y el Amical de Mauthausen y otros campos y de todas las víctimas del nazismo de España.