Archivo general

Detalle del descriptor

Nombre de Entidad Autorizado:
Casa Provincial de Expósitos y Maternidad de Murcia (-1912)
Situado en:
Murcia (España)
Otras formas del nombre:
Real Casa de Inclusa de Murcia (s.XVIII) Depósito de Expósitos de Murcia Casa de Expósitos y Maternidad
Historia:
La función de recogida de niños ilegítimos la desarrolló en Murcia durante los siglos XVI al XVIII el Hospital de San Juan de Dios, hasta que el cardenal Belluga decidió construir un edificio para acoger a estos niños, que comenzaría a funcionar en 1728. Sin embargo, la Casa de Expósitos no sustituyó completamente al hospital en sus funciones hasta que se trasladó al edificio de la calle Santa Teresa en 1741-1744. Su administración y financiación dependerá en adelante de la Junta de las Pías Fundaciones del Cardenal Belluga. En 1777 el establecimiento adquiere del présbitero Francisco Faz y Contreras una casa que afrontaba a la calle de San Nicolás que se incorpora al mismo {DIP,6611/121$4081767$}. Con la promulgación de la primera Ley de Beneficencia (1822) la Casa pasó a depender de la Junta Municipal de Murcia, volviendo a depender de las Pías Fundaciones tras la vuelta del Absolutismo un año después. En 1848 la Casa de Expósitos ya había sido declarada provincial recibiendo los fondos de la Depositaría del Gobernador Político. La nueva Ley de Beneficencia (1849) establecía la obligatoriedad de que en cada capital existiese una casa provincial de expósitos, pasando la de Murcia a depender de la Junta Provincial de Beneficencia y una vez disuelta ésta, en 1868, a la Diputación Provincial. A partir de 1853 se instala en la Inclusa la Casa de Maternidad. Dos años más tarde se aprueba su reglamento de régimen interno. En la Casa se acogían niño ilegítimos, huérfanos y pobres hasta la edad de seis años, en que pasaban a la Casa de Misericordia. El 31 de diciembre de 1911 mediante documento privado, recogido en la escritura otorgada ante Isidoro de la Cierva Peñafiel el 18 de abril de 1912 por el que la Diputación Provincial renuncia al establecimiento benéfico de la Casa de Expósitos y Huérfanos situado en la calle Santa Teresa a favor de la Junta de Administración y Gobierno de las Pías Fundaciones del Cardenal Belluga {NOT,14502, fs. 1078r-1099r$3820105$}, se formalizó un contrato de cesión y entrega de la Casa de Expósitos a la Junta de Administración y Gobierno de las Pías mediante un convenio con la Diputación por el que ésta se obligaba a entregar una subvención anual. En un principio la Diputación Provincial se reservó en el edificio la parte dedicada a Casa de Maternidad, con la idea de separar los locales. Finalmente, en el otorgamiento de las escritura de 18 de abril de 1912 la Diputación Provincial renuncia a dicho derecho y se acuerda la entrega de una cantidad por parte de la Junta de las Pías Fundaciones para compensar los gastos que se ocasionen por la habilitación de otro local para instalar los servicios de maternidad, pasando la Maternidad a constituir un departamento anexo a la Casa de Misericordia {DIP,6611/121$4081767$}. La hijuelas de expósitos en distintas localidades pasaron a depender de la Junta Provincial de Beneficencia hacia 1847, desapareciendo la mayoría de ellas a finales del siglo XIX.
Relación 1:
Nombre(s) / Identificadores de instituciones, personas o familias relacionadas:
Naturaleza de la relación:
Jerárquica.
Descripción de la relación:
Ejercía la función de control sobre dicho establecimiento.
Fechas de la relación:
1849-1868
Relación 2:
Nombre(s) / Identificadores de instituciones, personas o familias relacionadas:
Naturaleza de la relación:
Jerárquica.
Descripción de la relación:
Ejercía la función de control sobre dicho establecimiento.
Fechas de la relación:
1869-1982

Imágenes/Documentos no disponibles