Archivo general

Nuevos fondos conventuales en el Archivo

Carta del General de los Carmelitas (1826)Un total de 239 documentos, pertenecientes en su mayoría a instituciones eclesiásticas de Murcia, han sido identificados y catalogados recientemente por el personal del Archivo General.

La mayor parte de los documentos pertenecen a la Orden de los Carmelitas Descalzos. Destaca, en primer lugar, el fondo de la propia Curia Provincial de Santa Ana de Murcia, que incluía y administraba conventos radicados en las actuales provincias de Murcia, Albacete, Cuenca y Ciudad Real, del que se conservan 55 documentos de entre 1716 y 1833.

Entre los conventos de la Orden, el fondo más importante es el del Colegio y Casa de Noviciado de Santa Teresa de Jesús de Murcia, sito en la calle a la que dio nombre y popularmente conocido como de "los Teresos", con 75 documentos de entre los años 1671 y 1835. En segundo lugar destaca el del Monasterio femenino de la Encarnación de Murcia, "las Teresas", con 71 documentos de entre 1707 y 1917. El tercer fondo carmelita es el del Convento de San Joaquín de Cartagena, de religiosos, con dos documentos del siglo XVIII.

Además de los fondos carmelitanos han ingresado, formando parte de esta transferencia de documentos, los del Convento de la Exaltación del Santísimo Sacramento de Murcia, de clarisas capuchinas, con 10 documentos de entre 1733 y 1860 y los de Fulgencio Peinado, administrador del Señorío y Mayorazgo de Alcantarilla por la Corona (1688-1709), así como distintos documentos sueltos de otras procedencias.

Los fondos ingresaron en el Archivo General en 2010 procedentes del Museo de Bellas Artes de Murcia, donde se custodiaban posiblemente desde mediados del siglo XIX, cuando parte de los documentos de conventos y monasterios que sufrieron la exclaustración fueron recogidos por las Comisión Provincial de Monumentos. Otra parte puede proceder de los bienes recogidos por la Junta de Recuperación e Incautación del Tesoro Artístico, que funcionó durante la Guerra Civil (1936-1939) y que, asimismo, tuvo su sede en el Museo.

Este nuevo ingreso documental ha venido a completar el nutrido grupo de fondos de Instituciones Religiosas (con casi cuarenta) que ya poseía el Archivo General, procedentes en su mayor parte del antiguo "Fondo Exento de Hacienda", producto de las incautaciones realizadas por el Estado durante las distintas Desamortizaciones del siglo XIX. Otra parte imparte se conserva en la sección de Clero del Archivo Histórico Nacional (Madrid).